El Canodromo

Me han llamado drogadicto, han apostado que era homosexual. Pero nunca he oido decir que sea un genio.

Tuesday, November 20, 2007

Joe


En mi etapa universitaria de comunicador en ciernes, pululaba con gabardina y medio autista por los pasillos de la facultad, como el reverso oscuro, tirando a gris, de mi hermano mayor. Más antes que después, surgían espontáneas las comparaciones de algunos profesores: no os parecéis en nada, y nada no decía mucho a mi favor.
Con el tiempo asumí el papel de rareza extraviada, de tal modo que logré zafarme de la sombra de mi predecesor. Así, algunos de sus amigos, se hicieron amigos míos también, sin necesidad de la muletilla "hermano de". Esto ocurrió, entre otros, con Joe -profesor de Comunicación Audiovisual-. Anteayer, leyendo Nuestro tiempo, me enteré de que ha escrito un libro de microrrelatos, Dos minutos. En la revista aparecen publicados tres, en Dos veces cuento. Me han gustado mucho, por ejemplo:


Un minuto

El hombre de negro salió de su coche y avanzó deprisa por la hilera de vehículos. Un monovolumen plateado había perdido el control en una curva y se había empotrado contra un pino. Un señor de unos cuarenta años yacía en la carretera, con una manta y un abrigo como almohada. Varias personas pululaban alrededor. Se oyó una sirena a lo lejos. El hombre de negro llegó resoplando. No estaba acostumbrado a correr. Una señora con una brecha en la frente le detuvo. Mi marido no necesita un cura, sino un médico. ¿Está consciente? Sí, aún sí, pero ya le digo, no somos religiosos y encima ahora... Se le saltaron las lágrimas. Tranquila, solo hablaré un minuto con él, si me da su consentimiento. La ambulancia se abría paso. Él se arrodilló junto al herido. Los demás se separaron unos metros. Nadie quería estorbar. Los mozos venían ya con la camilla. Le levantaron en volandas. Mientras él le apretaba la mano, su mujer le susurraba: Jorge, Jorge, te quiero mucho.


José (Joe) Alberto García Avilés (Dos minutos: microrrelatos (Madrid, Eiunsa, 2007)

Para emerger de la profundidad del microcuento, transcribo de Cuaderno de Bitácora -el manual de su asignatura-, la advertencia del autor, una muestra en pocas líneas del fantástico sentido del humor de Joe:

En la elaboración de este Cuaderno no se ha utilizado ningún árbol de la selva amazónica ni se han empleado materiales radioactivos. Asimismo, ningún calamar del Mediterráneo ha sido sometido a procesos de aniquilación para extraer su tinta: los pigmentos son artificiales y sólo contienen edulcorantes autorizados. El papel es reciclable.


P.D: Buscando "microrrelatos" encuentro éste. Me troncho. Cómo no cutpastearlo:

Permuta (per Mutis)


¡Por Mutis!, brindó Maqroll el Gaviero al recibir la paloma mensajera que anunciaba el Cervantes. ¡Mutatis mutandis!, exclamó Mutis al recibir la paloma de vuelta. Y la paloma, a lo suyo: a mutar, que son dos días.

Adivinen el autor.

12 Comments:

Blogger María said...

ni idea... ¿Peter? no se!.

3:25 AM  
Blogger El futuro bloguero said...

Que buenos. Me gustó mucho el de todo reciclable...

4:14 AM  
Blogger am said...

Qué bonitos microrrelatos. Me alegro por tu profesor. ¿Estudiabas comunicación? Entonces seríamos colegas jaja.

9:48 AM  
Blogger Nodisparenalpianista said...

Enorme Joe!!!!
Yo le conocí recién licenciado (él) en Euroview y aún s eme desencaja la mandíbula cuando recuerdo las risas que nos pegábamos. Buena gente, si señor. Tenemos suerte, J (punto).

10:24 AM  
Blogger Nodisparenalpianista said...

J (punto) se me ocurre hacer como en su día hicimos en lo suyo, reinterpretar las mutaciones en boca (o estilográfica) de otros autores. Si propera, me pido Umbral, claro.

10:28 AM  
Blogger Nahum said...

Hace cinco o seis años, José Luis González también le publicó un estupendo microrrelato titulado "La maldad de las palomas".

Lo mejor era la biografía inventada: "nacido en Montevídeo", ponía.

Entre la realidad y la ficción, ese desolado territorio.

11:23 AM  
Anonymous Marta said...

Me encantan esos microrrelatos (aunque no la palabreja) pero la introducción me gusta aún más.

2:14 PM  
Blogger J. said...

Lo de las mutaciones es buena. Qué gran post aquél, Pianista.

3:17 AM  
Blogger Nodisparenalpianista said...

Es que cada vez que lo releo, me troncho de risa, J (punto). Tendríamos que hacer un sucedáneo...

7:20 AM  
Anonymous Joe said...

Gracias a ti J., y al bueno de Nahum, me acabo de enterar que Joseluís anda por ahí publicando esas historias que escribí un verano loco hace ya unos cuantos años... Y de los calamares en su tinta, la verdad, no me acordaba. El pianista y otros aluden a los viejos tiempos, que snif, snif, ya no volverán... Ahora, a mis sufridores alumnos en Elche, les pongo vídeos de youtube, como éste del pájaro lira, que no tiene desperdicio:
http://www.youtube.com/watch?v=xY7g3QAWVAM
Un abrazo grande
Joe

1:27 PM  
Blogger Nodisparenalpianista said...

Joe, pásate por mi garito y te doy pistas sobre mi identidad secreta!!!

11:47 AM  
Blogger J. said...

Qué alegría Joe. No pensé que fueras a encontrar nunca este post...

¡¡Fuerte abrazo de Juan Andrés y mío!!

8:45 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home