El Canodromo

Me han llamado drogadicto, han apostado que era homosexual. Pero nunca he oido decir que sea un genio.

Sunday, November 04, 2007

Niños en el taller 7. Sir PabloN


PabloN entra al taller ufano y con andar gallináceo, su mamá le quita el abrigo. Parece un Sir:

Pablo, ¿sabes que he guardado el dibujo que me regalaste la semana pasada?

¿El del chupa- chups que volaba y el sandwich voladorrrr?

Y la vaca voladora. Y el robot.

¿Lo has pintado?

No... hmmm... pero he escrito un cuento sobre ti.

¿Porrrrque soy pintorrrr?

No, porque eres Pablo.

¿Me lo darrrras?

Claro.


Es Halloween (galogüin):

Mis padrrrres no me dejan disfrazarrrrrme esta noche porrrrque soy pequeño y en casa estoy loco.

¿Para qué disfrazarse, Pablo?

Porrrrque sí. Quierrrro disfrazarrrrme de brrrrruja perrrro estoy loco en casa. Y en el colegio también. Estoy loco.


Se sienta de un brinco en el taburete. Espera que le diga qué debe dibujar:

Un coche, ¿quieres pintar un Mini?

No, prefierrrrro un Fórrrrmula Uno.

Cómo molas tú
.

Busco en el libro Aprender a Dibujar, y lo más parecido a un Fórmula 1 es un Ferrari. Tiene alerón y todo.

Mira, Pablo: un Ferrari, que no un fórmula uno, pero casi vuela.


Acepta a regañadientes. Empieza. Al rato desiste. Me persigue por el taller con el folio en la mano:

Es muy difíciiil.

Bueno, dibujas muy bien. Creo que puedes...

Es muy difícil.


No cede, así que le dejo que elija del libro el automóvil que quiera: Rolls, Mercedes, Jaguars...

Quierrrro dibujarrrr el camión de la basurrrra
-también hay camión de la basura-... hace mucho rrrrruido. Se ríe. Basurrrra.

Ejecuta en cinco minutos un camión arlequinado con tripulación y seccionado en tres módulos rectangulares independientes, sin ruedas:

¿Dónde están los basureros?

Dentrrrrro.

Faltan las ruedas. O es que vuela.


Es verrrrdad
. Y se le van los ojos a las imágenes de las estatuas griegas. Señorrrrres desnudos, ¿por que llevan hoja, para que no se les vea el pitilín?

Vaya, otra vez:

Es arte, ¿a que sí?


Sí.

En casa estoy loco. Y en el colegio también.

Eres un genio.

Soy un genio ¿Me traerrrras el cuento?

8 Comments:

Blogger mòmo said...

Tendré que aconsejar a tío Nico que empiece a registrar sus ideas. Está claro que funcionan, ¿a que sí?

11:43 PM  
Anonymous Marta said...

Qué fenómeno, PablóN. Pero creo que el "profe" se lo pasa mejor que el niño...

Le llevarás el cuento ¿verdad?

12:26 AM  
Blogger María said...

joe son inagotables...

pero creo que yo pienso como marta, en estas gotas aunque agoten siempre te lo pasas mejor enseñando ¿no?

12:48 AM  
Anonymous bizcochito said...

perrrro si el prrrofe es tambien un niñoooo¡¡¡¡
grrrande, perrro niño...
...
...
...o no???

(que levante la mano el que no lo crea asi)

1:19 AM  
Anonymous Anonymous said...

EL ESCARABAJO (ALFONSO KIJADURÍAS)

Te debo esta batalla, no así a los que un día me enseñaron a pagar
Con otra moneda este oscuro trabajo en que se pierde la memoria,
Tú lo sabes por esta caja de Pandora, por este temblorcito donde caen las gotas
de algún llover que hace mirar las cosas con un deleite de anfitrión, del que mira
desde los ojos de sus bolsillos un mundo pobre, algo así como niño matador de insectos,
a esa hora de los invernaderos, de las peluquerías, del solipsismo contra lo real
que vive adentro de estas cosas,
de la mierda misma que dejaron los abuelos paternos y que nosotros llevamos con desesperación.
Te debo, porque un día lleno de amor feudal quisiste enseñarme tus dominios
y hablaste de la razón como de un espejo recién quebrado
y a la hora de comer abrías los ojos, te dabas el lujo de preguntar por mi salud,
recomendarme un viaje al exterior pasando indiscutiblemente por el jardín botánico,
sin darte cuenta o por lo menos tratando de ignorar que el escarabajo se llena de su porquería,
se envuelve mejor dicho y retorna al hoyito como el origen de todos los orígenes.
Si no lo crees podríamos hacer la prueba yéndonos y regresando al mismo sitio,
a esa misma hora en que guardamos los instrumentos de siempre, regresaremos,
aún cuando esa frase gastada de quienes regresan ya no son los mismos, nos dé estupor, deseos
malsanos, ganas de escupir al suelo, reírnos como locos,
pataleando sobre estos papeles donde muchos vienen a escribir historias falsas,
suicidios de muchachos increíbles, la pérdida del pelo, el falso juego del vereno,
esas muchachas en plena entrega, esas muchachas que gritan amor mío con los dientes apretados.
Te debo esta batalla, quizá la última de las primeras, esta batalla sin caballos,
sin armas, sin escudos, a pie,
cambiando de sonido y de lugar, haciendo de la vida la mejor coartada para vencer estos demonios del orden,
de las creencias en el más allá, de los confetis arrojados desde el balcón más alto.
Porque estás cada vez más dentro de lo posible, circundada por todos los temores;
esta batalla te la debo a ti,
esta batalla de llegar al mismo sitio como el escarabajo.

Kakalardo isila

4:58 AM  
Anonymous Néstor said...

¿Nos traerás el cuento?

11:06 AM  
Blogger am said...

Wow. Pablon es un genio.

11:36 AM  
Blogger el trenti said...

Sí, es un genio.

2:39 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home