El Canodromo

Me han llamado drogadicto, han apostado que era homosexual. Pero nunca he oido decir que sea un genio.

Friday, July 20, 2007

Olvidate



- Olvídate de ella.

- Lo intento.

- No lo intentes. Hazlo.

- ... pero...

- Olvídate. Tuvo su oportunidad. Y eligió.

- ...

- Mientras no la olvides tu vida será un bucle...

- ...

- Ella está con él, mientras tu estas ahí, detrás. Es lo que ella quiere... que estés ahí, adorándole como un perro faldero.

- ... pero ya no le llamo...

- ... apagas el móvil para no llamarla...

- ... le dije que no le llamaría nunca más...

- ... decirle eso es lo mismo que llamarla...

9 Comments:

Blogger eresfea said...

¡Otra interesante conjugación!: yo bucleo, tú bucleas, él buclea, nosotros bucleamos...

3:50 AM  
Anonymous jon said...

ese era el mismo teléfono que llamaba y se apagaba solo, no? Ya te está metiendo en problemas de nuevo?

4:23 AM  
Anonymous Marta said...

¡Pum! Es como un golpe muy adentro...
Bucles...

4:33 AM  
Anonymous Anonymous said...

es lo que pasa con tanta llamada perdida

4:47 AM  
Anonymous here comes the sun said...

Cuánto duele lo que no sale. Cuánto duele que no nos quieran...Qué fácil parece a veces no querer.

5:44 AM  
Anonymous Anonymous said...

cuesta olvidar sus besos. Y sus abrazos. Y sus "te quiero". Y sus manos. Y sus ojos. Y su todo.

5:59 AM  
Anonymous Anonymous said...

La mente pone los límites y el corazón los supera.

7:36 AM  
Blogger J. said...

Y así más interesante: Yo buclearé, tu buclearás...

No es el mismo, Jontxu. Este es el que sólo me permite hablar desde mi cama. Y desde la cama de la habitación de Barakaldo, lo cual es un problema: ya no tengo las llaves de ese piso.

Pum, pum. Golpecito.

El corazón cuando funciona no tiene límites, se sale a fuerza de latidos.

12:36 AM  
Anonymous Marta said...

Hay corazones y corazones...

3:33 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home