El Canodromo

Me han llamado drogadicto, han apostado que era homosexual. Pero nunca he oido decir que sea un genio.

Tuesday, July 15, 2008

Loca Luna


Atlanta, 2005. Es mi última noche allí y estamos en Loca Luna, una sala de baile chic frecuentada por inmigrantes latinos. John y yo volvemos de la barra con un par bourbons y nos quedamos anclados en medio de la pista, cabeceando. Cuánta gente. Too many. Se me acerca una brasileña preciosa. Miro a los lados, me giro, y le pregunto: ¿ein?. ¿Bailas?, responde ella. El pavor me aplasta las rodillas, nu sé. Ella dice, yo tampoco, y qué. Pues entonces, concluyo. Pero aparecen siete españoles de la nada -uno se parece a Bisbal- que me empuján hacia ella, ¡BAILA!. Vendido me arrimo a la chica, uf, en el mismísimo instante que comienza a sonar una samba. Y ella empieza a menear las caderas a un ritmo endiablado, pimpam. Mis ojos saltan de las cuencas, jamás he visto semejantes contoneos, o lo que sea que sea eso. Sin mover siquiera un pie me hundo en sudores fríos. Me coje, me lleva de aquí para allá, que si ésto, que si lo otro. Gran mareo.
Y ya paro, decido parar lamentándome mucho de mi descoordinación y falta de ritmo. Y remato:

Yo, si quieres, a veces sé hablar.

(La fotografía es de Amber Rhea)

5 Comments:

Blogger Leyre said...

¡jajjajjaj! ¡Me has alegrado la mañana, no he podido parar de la risa imaginando el "de aquí para allí"!Muñosambitas!!!

1:07 AM  
Anonymous Marta said...

¡Jaja, tan loca! Y loco tú.

8:17 AM  
Blogger Allendegui said...

A una brasileña nunca hay que decirle: "nu sé".

10:18 AM  
Blogger Leyre said...

¡Es que el "pimpam" es bestial!¡jajajja!
Tas como una chota, ¿bailanos un chotis no?

Besikooo...

10:27 AM  
Blogger eresfea said...

Es que parece que les ha picado algún bicho...

3:44 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home