El Canodromo

Me han llamado drogadicto, han apostado que era homosexual. Pero nunca he oido decir que sea un genio.

Tuesday, January 27, 2009

Hombre lento



Leo (deslumbrado) un tercer libro de J.M. Coetzee, Hombre lento. Al igual que en los dos anteriores (Diario de un mal año y Juventud), su protagonista logra exasperarme. Es cierto: ninguno de los tres es admirable. Tampoco digno de compasión. Comparten adjetivos: son mezquinos, laxos, obsesivos, untuosos; complejos, egoístas, hipócritas e inteligentes (mucho).

- ¿Por qué me llamas tortuga?

- Porque se pasa usted una eternidad husmeando el aire antes de asomar la cabeza. Porque cada bendito paso le cuesta un gran esfuerzo.*



He conocido una palabra nueva: Lábil.

lábil
1. adj. Que resbala o se desliza fácilmente:

trineo lábil.
2. Frágil, caduco, débil:

cabello lábil.
3. Poco estable, poco firme en sus resoluciones:

jefe lábil.


Enfrentarse a los personajes de Coetzee. Podríamos ser uno de ellos.


* De Hombre lento.

2 Comments:

Blogger El futuro bloguero said...

Mira por donde, yo también acabo de aprender la palabra lábil.

Gracias por presentarnos...

Decir que tras la nevada, la acera estaba lábil, ¿sería correcto?

1:40 AM  
Blogger J. said...

Más correcto que los peatones son lábiles.

Abrazote!

4:16 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home