El Canodromo

Me han llamado drogadicto, han apostado que era homosexual. Pero nunca he oido decir que sea un genio.

Tuesday, August 04, 2009

Azarel



Azarel, de Károly Pap, posee una solidez como de cuento clásico y la atmósfera narrativa autobiográfica -o semiautobiográfica, aquí- común también a otros (grandes) escritores judíos del siglo XX: recuerdos -a veces dolorosos, a veces distorsionados- condimentados con nostalgia, cierta ironía, crueldad, ternura, humor y referencias a la tradición (en este caso la crítica lleva el peso de la novela). Podría decirse que se trata de un thriller psicológico e intimista, cuyo protagonista es un niño inmerso en una realidad familiar (paralela a la de la Hungría judía) que reconoce extraña, ajena a él, y su búsqueda de la verdad.

En todo caso, en Azarel hay lugar para esa belleza rara en la que se abre una brecha para pensar.

Pero ahora ya no me asustaré más. Soporté los golpes ayer y soportaré el hambre y también que me lleven a la policía y al reformatorio. E incluso a la cárcel. Porque lo he pensado todo durante la noche, pero usted cree que "este niño no lo entiende". Claro que lo entiendo. Y entiendo aún más. Por ejemplo, cómo es Dios si existe. Y cómo son los seres humanos, tanto los judíos y los cristianos. Y más cosas. Porque durante la noche lo he pensado todo.

(Editorial Minúscula, 15 euros, 301 páginas)

2 Comments:

Blogger El futuro bloguero said...

Me gusta lo de la brecha, para pensar...

Un abrazo

2:21 AM  
Anonymous Anonymous said...

Realmente durante la noche se ve todo con más claridad... aunque parezca una paradoja. Yo también entiendo todo mucho mejor por la noche. Cuando todo está oscuro, no hay ruido y cierro los ojos.
bettyboop
pd. el libro tiene una pinta increíble. Tal vez sea el próximo que lea.

5:04 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home