El Canodromo

Me han llamado drogadicto, han apostado que era homosexual. Pero nunca he oido decir que sea un genio.

Wednesday, September 16, 2009

La hermandad de la uva




Tanto me gustó Espera la primavera, Bandini, que no quería volver a leer nada más de John Fante, que en aquella -pensé- había contado lo que tenía que contar.

(Pero tanto me gusto que)

La hermandad de la uva sorprende: mucho humor, mucha mala leche, sí, pero con poso vitalista. Un homenaje gamberro y entrañable a la figura paterna y a la familia (y a la literatura y a Dostoievsky), que no deja espacio para el idealismo, que sí para el amor, también en esas y otras formas extrañas.

Así comienza:

Una noche del pasado septiembre me llamó mi hermano desde san Elmo para decirme que nuestros padres volvían a hablar de divorciarse.

- ¿Y donde está la novedad?
- Esta vez va en serio -dijo Mario.

Nicholas y María Molise llevaban casados cincuenta y un años, y aunque desde el principio había sido una relación infeliz, mantenida y conservada por el inflexible catolicismo de mi madre, que castigaba a mi padre tolerando de un modo irritante su egoísmo y su desprecio, ahora nos parecía una locura que quisieran separarse, ya que mi madre tenía setenta y cuatro años y mi padre setenta y seis.



(La hermandad de la uva, Compactos Anagrama, 7 euros/ 207 páginas)

5 Comments:

Anonymous Marta said...

¡Eh, tú, brujo! ¡Ahora también estoy con Fante, jaja! "Llenos de vida". Estupendo, por si lo quieres anotar (y no lo has leído ya antes).

Quizá tengas que prestarme estos dos que dices; a ver si mejora mi disposición lectora de la última temporada. ¡Hasta ahí me ha llegado la crisis, jaja! ;)

[Que sepas que, por lo menos,ya puedo devolverte uno...]

12:53 AM  
Anonymous Paco Sánchez said...

ba a decir que no te perdieras "llenos de vida", pero Marta se me ha adelantado...

2:14 AM  
Blogger Sintomático said...

Tomo nota de las aportaciones, proque de De Fante leí Espera a la primavera, Bandini, que me encantó, y Pregúntale al polvo, un tanto más confusa y ecléctica.

9:51 AM  
Blogger eresfea said...

Voy a meter la cuña crítica. Para mí, Fante tiene algo repetitivo en sus novelas. Empecé como casi todos con Espera a la primavera..., y me gustó. Luego con Pregúntale... y Sueños de Bunker... me cansé un poco y decidí no seguir.

2:45 AM  
Anonymous Anonymous said...

le soportaba porque era católica o porque le amaba? el catolicismo sin amor es la nada, la náusea. Porque Dios es amor.
bettyboop

2:52 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home